Baeza, KM0 y nuevos proyectos de Gestión del Conocimiento

Los pasados días 25, 26 y 27 de noviembre hemos llevado a cabo desde el Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP) el lanzamiento de la segunda edición del programa Embajadores/as del Conocimiento, tras una primera edición piloto con resultados muy satisfactorios de la que ya hablé en este post.

En esta ocasión se han seleccionado a 30 personas funcionarias (de 105 solicitudes) que, de manera totalmente voluntaria, han querido participar en la realización de proyectos de gestión del conocimiento transversales para toda la Junta de Andalucía.

El formato elegido ha sido en esta ocasión una formación residencial de dos días (comenzando un domingo, que ya tiene su mérito) de carácter participativo, muy inspirada en su diseño en las prácticas del art of hosting. Todo ello ha ocurrido en el marco incomparable de la ciudad de Baeza (Jaén), en las instalaciones de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Desde un “speed meeting” nada más llegar, para que las personas, venidas de diferentes provincias de Andalucía y con una gran diversidad de áreas funcionales, edades, competencias y conocimientos, rompieran el hielo, hasta la elaboración de un primer canvas de proyecto, pasando por un World Café sobre la gestión del conocimiento o una Plaza de las Embajadas (prometo compartir más adelante el documento de cosecha de esta formación-acción, donde se expliquen las metodologías empleadas y todo lo aprendido), la convivencia ha arrojado el cumplimiento con creces de los dos objetivos fundamentales para la que se diseñó: crear una comunidad con un fuerte compromiso y vinculación, y lanzar proyectos de gestión del conocimiento.

El KM0

Debemos a Manel Muntada, en el entorno de las comunidades de práctica, el concepto de “momento cero” como ese compromiso previo con un proyecto por parte de los integrantes de un grupo impulsor. Lo hemos adoptado y adaptado a nuestros proyectos de gestión del conocimiento, con el consiguiente juego de palabras que acompaña al kilómetro cero en la vida de los proyectos (KM0: Knowledge Management 0). En nuestro caso, lo hemos formalizado con la construcción conjunta de un CANVAS de proyecto y su presentación al resto de grupos. En el plazo de unos meses nos gustará poder compartir la validez y continuidad del compromiso adquirido por todos/as.

Los proyectos

Si las intenciones iniciales por parte de la organización eran lanzar 5 proyectos de los 6 propuestos… la realidad ha superado las expectativas, pues se han puesto en marcha 7 proyectos de gestión del conocimiento:

  • Cambio generacional. Nuevas propuestas para mitigar el impacto del cambio generacional.
  • Revista digital Enred@2.0. Continuación con la edición de 3 nuevos números.
  • Curación de contenidos. Benchmarking sobre la Gestión del Conocimiento a nivel mundial, europeo y nacional.
  • Identificación del conocimiento crítico. Realización de un mapa del conocimiento crítico de la organización: qué sabemos, qué es importante, dónde está…
  • Impulso de la cultura audiovisual. Realización de videotutoriales para la ciudadanía y para la mejora de la comunicación interna de la organización.
  • Biblioteca humana. Entrevistas audiovisuales a personas con un conocimiento significativo de la organización.
  • Pilotaje de proyectos de gestión del conocimiento. Realización de un decálogo y una guía abierta para el impulso de proyectos de gestión del conocimiento.

Iremos dando cuenta de los avances de estas ilusionantes iniciativas.

La comunidad: embajadores/as del conocimiento

Más allá de los logros que se puedan conseguir con los productos entregables de los proyectos en los próximos meses, son objetivos tanto o más importante del programa:

  • Experimentar una nueva forma de trabajo, adecuada para construir una administración innovadora.
  • Transmitir lo aprendido y experimentado (de ahí lo de embajadores/as).

Lo vivido en Baeza ha superado con creces lo esperado. Hay mucho talento, muchas ganas de mejorar lo público y mucho entusiasmo que, convenientemente canalizado, y facilitando el camino en lugar de echar balones fuera, representan para muchas personas (me incluyo el primero) la ilusión de construir entre todos/as una administración a la altura de los tiempos.

Continuará… 😉